sábado, 4 de julio de 2009

SOBRE LA GRIPE H1N1

Enseñ(@rte)
Sala de Aprendizaje Norte
Av. Del Valle #284 – Cel. 156 31465
http://balcarcesalanorte.blogspot.com/

La presente gacetilla de difusión cuenta con información de educación para la Salud recomendada por la OPS, enterate y difundí esta información entre tus contactos.
Sociedad de Fomento Barrio Norte. Programa Enseñ(@rte)

Gripe por A(H1N1)
Preguntas frecuentes

¿Qué es la nueva gripe por A (H1N1)?
Actualizado el 11 de junio de 2009
¿Qué es la nueva gripe por A (H1N1)?
La actual gripe está causada por un nuevo virus A (H1N1) que no había circulado nunca en la especie humana y que no tiene ninguna relación con otros virus gripales estacionales que han afectado anteriormente o están afectando al hombre.
¿Cómo se contagia el virus?
El virus se propaga de persona a persona. Se transmite tan fácilmente como la gripe estacional normal y se puede contagiar a otras personas por exposición a las gotículas infectadas expulsadas al toser o estornudar, que pueden ser inhaladas o contaminar manos y superficies.
Para prevenir la transmisión, las personas enfermas deben cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar, quedarse en casa mientras se encuentren mal, lavarse las manos regularmente y mantenerse a cierta distancia de las personas sanas en la medida de lo posible.
No se conoce ningún caso de personas que hayan resultado contagiadas por exposición a cerdos u otros animales.
Se desconoce el lugar de origen del virus.
¿Cuáles son los signos y síntomas de la infección?
Los signos de la gripe por A (H1N1) son los típicos de un cuadro gripal, esto es, fiebre, tos, cefalea, dolores musculares y articulares, dolor de garganta y rinorrea, y a veces vómitos y diarrea.
¿Por qué esta gripe suscita tanta preocupación, cuando cientos de miles de personas mueren cada año en las epidemias estacionales?
La gripe estacional ocurre cada año y los virus cambian cada año, pero muchas personas presentan cierta inmunidad a los virus circulantes y eso ayuda a limitar las infecciones. Además, algunos países utilizan vacunas contra la gripe estacional para reducir la morbilidad y las defunciones.
Pero el virus A (H1N1) es un virus nuevo frente al cual la mayoría de la gente tiene muy poca o ninguna inmunidad y, por consiguiente, este virus podría causar más infecciones que la gripe estacional. La OMS está colaborando estrechamente con los fabricantes para acelerar el desarrollo de una vacuna segura y eficaz, pero tendrán que transcurrir algunos meses para que esté disponible.
La nueva gripe por A (H1N1) parece tan contagiosa como la gripe estacional y se está difundiendo rápidamente sobre todo entre los jóvenes (10 a 45 años). La gravedad de la enfermedad varía entre una sintomatología muy leve y un cuadro grave que puede conducir a la muerte. La mayoría de quienes contraen el virus sufren la forma más leve y se recuperan sin necesidad de tratamiento antiviral o atención médica. Entre los casos de mayor gravedad, más de la mitad de los hospitalizados padecía algún problema de salud o tenía el sistema inmunitario debilitado.
La mayoría de la gente sufre una enfermedad leve y se recupera en casa. ¿Cuándo se debe buscar atención médica?
Se debe buscar atención médica si se sufre disnea o dificultad para respirar, o si la fiebre persiste más de tres días. A los padres de niños pequeños enfermos se les aconseja que busquen atención médica si el niño presenta una respiración rápida o entrecortada, fiebre continua o convulsiones.
El tratamiento de sostén en el hogar -reposo, ingestión de líquidos en abundancia y uso de analgésicos contra el dolor- es suficiente para propiciar la recuperación la mayoría de las veces. (En el caso de los niños y adultos jóvenes se deben emplear analgésicos distintos de la aspirina debido al riesgo de síndrome de Reye).
Niveles de alerta de pandemia
Actualizado el 11 de junio de 2009
¿Qué significa la fase 6 de alerta de pandemia?
La fase 6 confirma que nos hallamos ante una pandemia, según la definición de la OMS.
¿Cuál es la gravedad?
Por el momento, la OMS considera que la gravedad general de la pandemia de gripe es moderada. Esta valoración se basa en los datos científicos de que dispone la Organización y en la información proporcionada por los Estados Miembros acerca del impacto de la pandemia en sus sistemas de salud y en la sociedad y la economía.
La valoración de la gravedad como moderada se basa en que:
• La mayoría de los afectados se recuperan de la infección sin necesidad de hospitalización ni de atención médica.
• En general, la gravedad de la enfermedad por A (H1N1) en los distintos países parece similar a la observada en los periodos de gripe estacional local, aunque se ha registrado una mayor actividad de la enfermedad en algunas zonas e instituciones.
• En general, los hospitales y los sistemas de atención de salud de la mayoría de los países han sido capaces de atender a todas las personas que han buscado atención, aunque algunos centros y sistemas se han visto bajo presión en determinadas localidades.
La OMS está preocupada por los casos graves y las muertes que se están registrando, sobre todo entre los jóvenes, tanto en individuos sanos como en personas con problemas de salud preexistentes o embarazadas.
En la fase 6, según se define en la directrices OMS de preparación para una pandemia. Sin embargo, tanto durante la fase 5 como durante la fase 6, las medidas nacionales y locales ante el brote pasan de la preparación a la respuesta a nivel mundial. El objetivo de las medidas recomendadas durante esas fases es reducir el impacto de la pandemia en la sociedad.
¿Prevé la OMS que la gravedad de la pandemia cambiará con el tiempo?
La gravedad de las pandemias puede cambiar con el tiempo y ser distinta en diferentes lugares y poblaciones.
Para poder determinar la evolución de la gravedad es fundamental que durante el periodo pandémico se realice una vigilancia estrecha de la enfermedad y que haya un intercambio puntual y regular de información entre la OMS y sus Estados Miembros.
Las futuras valoraciones de la gravedad dependerán de uno o varios de los siguientes factores:
• cambios del virus;
• vulnerabilidades subyacentes, o
• limitaciones de las capacidades de los sistemas de salud.
La pandemia se encuentra en los inicios de su evolución, y muchos países todavía no se han visto afectados de forma importante.
¿Qué debo hacer ahora? ¿Qué medidas deben adoptarse en mi comunidad?
Manténgase informado. Busque fuentes de información fiables, entre ellas el Ministerio de Salud de su país, para saber qué puede hacer para protegerse y mantenerse al día sobre la evolución de la pandemia. Las autoridades sanitarias locales o nacionales darán información específica para cada comunidad.
Puede también seguir consultando el sitio web de la OMS, donde encontrará prácticas profilácticas simples y consejos generales.
La OMS no recomienda que se restrinjan los viajes ni dispone de pruebas de que el consumo de carne de cerdo bien cocida conlleve riesgos.
¿Qué puedo hacer?
18 de mayo de 2009 (actualiza el contenido publicado el 1 de mayo de 2009)
¿Qué puedo hacer para protegerme de la gripe por A (H1N1)?
La principal vía de transmisión del nuevo virus gripal A (H1N1) parece ser la misma que la de la gripe estacional, es decir, las gotículas expulsadas al hablar, estornudar o toser. Para prevenir la infección puede evitar el contacto estrecho con personas que presenten síntomas gripales (intentando mantener una distancia de aproximadamente 1 metro, a ser posible) y tomar las medidas siguientes:
• evitar tocarse la boca y la nariz;
• lavarse las manos meticulosa y regularmente con agua y jabón o preparaciones alcohólicas (especialmente si se tocan la boca, la nariz o superficies que puedan estar contaminadas);
• evitar contactos estrechos con personas que puedan estar enfermas;
• a ser posible, reducir la estancia en lugares concurridos;
• mejorar la ventilación abriendo las ventanas;
• mantener hábitos saludables: dormir bien, comer alimentos nutritivos y mantenerse activo físicamente.
¿Qué recomienda la OMS con respecto al uso de barbijo?
Si no está enfermo, no hace falta que use barbijo.
Si ha de cuidar a un enfermo puede usarla cuando tenga contacto estrecho con él; inmediatamente después ha de tirarlo y lavarse bien las manos.
Si está enfermo y ha de viajar o estar en contacto con otras personas, cúbrase la boca y la nariz.
Es esencial que el uso de barbijo sea correcto en todas las situaciones. Su uso incorrecto puede aumentar la probabilidad de que la infección se propague.
¿Qué debo hacer en caso de que contraiga la gripe por A (H1N1)?
No le será posible distinguir la gripe estacional de la gripe por A (H1N1) si no acude al médico. Los síntomas típicos que hay que vigilar son similares a los de la gripe estacional: fiebre, tos, cefaleas, dolores en todo el cuerpo, dolor de garganta y rinorrea. Sólo un médico o las autoridades sanitarias locales pueden confirmar un caso de gripe por A (H1N1).
¿Debo ir a trabajar si tengo gripe pero me siento bien?
No. Tenga gripe por A (H1N1) o gripe estacional, debe quedarse en casa mientras tenga síntomas. Se trata de una medida de precaución que puede proteger a sus colegas y a otras personas.
¿Puedo viajar?
Si no se encuentra bien o tiene síntomas gripales no debe viajar. Si tiene dudas sobre su estado de salud debe consultar a un profesional sanitario.
¿Recomienda la OMS que los viajeros sean examinados en los puntos de entrada y salida de los países para comprobar si están enfermos?
No. La OMS no cree que esos exámenes contribuyan a reducir la propagación de esta enfermedad. No obstante, la medidas adoptadas por los países para responder a un riesgo para la salud pública son, de acuerdo con el Reglamento Sanitario Internacional (2005), decisión de las autoridades nacionales.
Los países que adopten medidas que interfieran de forma significativa con el tráfico internacional (por ejemplo, retrasando en más de 24 horas a los pasajeros de un avión o impidiendo que un viajero entre o salga de un país) deben explicar a la OMS los motivos de salud pública y las pruebas que justifican sus medidas. La OMS efectuará con todos sus países miembros un seguimiento de esos asuntos.
Los viajeros deben ser tratados siempre de forma digna y respetuosa de sus derechos humanos.
¿Cómo puedo protegerme de la gripe por A (H1N1) mientras esté viajando?
Las personas enfermas deberían aplazar sus planes de viaje, y los viajeros de regreso que se encuentren enfermos deben ponerse en contacto con un profesional sanitario.
Los viajeros pueden protegerse a sí mismos y a los demás con medidas preventivas prácticas aplicables tanto durante los viajes como en su vida cotidiana.
¿Qué es un brote sostenido en la comunidad?
Es una situación en la que la infección de transmite de persona a persona, pero no está claro dónde se contrajo la infección. Por ejemplo, en este brote no es posible rastrear la transmisión de persona a persona hasta llegar a un viajero o a una determinada comunidad cerrada, como una escuela o un lugar de trabajo.
Vacunas contra la nueva gripe por A(H1N1)
2 de mayo de 2009
¿Existe ya alguna vacuna eficaz frente al nuevo virus gripal A(H1N1)?
No, pero se está trabajando en ello. Las vacunas contra la gripe suelen contener especímenes muertos o atenuados de un virus contemporáneo. La vacuna prepara el sistema inmunitario del organismo para defenderse de una infección real. Para que esta protección sea máxima, el virus que contiene debe asemejarse bastante al que infecta a las personas. Dado que este virus H1N1 es nuevo, no se ha fabricado todavía ninguna vacuna contra él. La preparación de una vacuna frente a un virus gripal completamente nuevo puede tardar entre 5 y 6 meses.
¿En qué medida influye una declaración de pandemia en la producción de la vacuna?
El hecho de que la OMS declare el nivel 6 de alerta de pandemia no significa que los fabricantes de vacunas deban dejar inmediatamente de producir vacunas contra la gripe estacional para ponerse a fabricar una vacuna pandémica. La gripe estacional puede ser también una enfermedad grave, y antes de formular una recomendación formal sobre el particular la OMS sopesará diversos factores importantes, como la epidemiología o la gravedad de la enfermedad. Entre tanto, seguirá manteniéndose en estrecho contacto con los organismos oficiales y otras entidades, y con los fabricantes de vacunas antigripales.
¿En qué medida ayudarán las vacunas contra la gripe por A(H1N1) a reducir la pandemia?
Las vacunas son uno de los medios más útiles para proteger a las personas frente a las epidemias y pandemias de gripe. Otras medidas que suelen adoptarse son los medicamentos antivirales, el distanciamiento físico en las relaciones sociales y la higiene personal.
¿Servirá la vacuna de este año para protegerse contra la gripe por A(H1N1)?
La evidencia científica a este respecto es incompleta, pero parece indicar que las vacunas estacionales serán muy poco o nada eficaces contra la gripe por A(H1N1).
¿Qué está haciendo la OMS para facilitar la producción de vacunas contra la gripe por A(H1N1)?
En cuanto la Organización tuvo conocimiento de los primeros casos en seres humanos, el Centro Colaborador de la OMS en Atlanta (los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos de América) se puso inmediatamente en acción y comenzó a buscar virus aptos para una vacuna. La OMS inició también consultas con fabricantes de vacunas de todo el mundo, con el fin de facilitar la disponibilidad del material necesario para comenzar a producir una vacuna contra la gripe por A(H1N1). Paralelamente, la OMS está colaborando con las autoridades de los países para asegurarse de que la nueva vacuna contra la gripe por A(H1N1) satisfaga todos los criterios de seguridad y esté disponible lo antes posible.
¿Por qué la OMS no está pidiendo ya a los fabricantes de vacunas que dejen de producir la vacuna estacional para ocuparse de la gripe por A(H1N1)?
La OMS no ha recomendado que se deje de producir la vacuna contra la gripe estacional porque ésta provoca entre 3 y 5 millones de casos graves y la muerte de 250 000 a 500 000 personas todos los años. Por eso es importante que la inmunización frente a la gripe estacional no se interrumpa. Además, no por detener su producción se va a conseguir más pronto una vacuna contra la pandemia. En este momento, la OMS está en estrecho contacto con los fabricantes de vacunas para tratar de que la producción en gran escala comience en cuanto sea conveniente.
¿Es posible que los fabricantes produzcan vacunas estacionales y pandémicas al mismo tiempo?
Hay varias posibilidades, que habrá que estudiar teniendo en cuenta todos los datos científicos disponibles.
¿Cómo es el proceso de desarrollo de una vacuna pandémica? ¿Alguien ha identificado ya una cepa apta para una vacuna?
Las vacunas contra el virus gripal A(H1N1) se elaboran mediante procesos patentados, consistentes en cultivar los virus de la vacuna en el interior de huevos o células. El Centro Colaborador de la OMS en Atlanta (los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos de América)(1) han identificado y preparado cepas para una vacuna experimental. Las cepas están ya en poder de los demás centros colaboradores de la OMS, que han comenzado la preparación de los virus "candidatos". Una vez preparadas, las cepas serán suministradas a todos los fabricantes interesados que lo soliciten. Se espera que estén disponibles a mediados de mayo.
¿Cuánto tardaremos en tener una vacuna contra la gripe por A(H1N1)?
Las primeras dosis de la vacuna podrían estar disponibles en 5 o 6 meses desde el momento en que se identifica la cepa pandémica. El proceso de aprobación oficial avanzará paralelamente al de fabricación. Las autoridades reguladoras han puesto en marcha procedimientos acelerados, evitando que repercutan en la calidad e inocuidad de la vacuna. Un cultivo inapropiado de la cepa utilizada para la vacuna podría retrasar su producción.
¿Cómo se seleccionará a los fabricantes?
Hay actualmente más de una docena de fabricantes con licencia para producir vacunas contra la gripe. Se facilitará una cepa de la vacuna a aquellos que lo soliciten, y a otros técnicamente aptos que se están preparando para fabricar vacunas contra la gripe pero que todavía no han patentado ninguna.
¿Cuál es la capacidad mundial de producción de vacuna contra una gripe por A(H1N1) potencialmente pandémica? ¿Es la misma que para el virus H5N1?
Las proyecciones de la capacidad de producción de una vacuna contra el virus H5N1 no son automáticamente válidas para el virus H1N1. Se trata de dos virus diferentes, y la cantidad de antígeno necesario para fabricar una vacuna eficaz contra el H1N1 puede no ser la misma que para el H5N1. Por ello, no es posible hacer una estimación precisa. Dicho esto, una estimación prudente cifraría la capacidad mundial en no menos de 1000 a 2000 millones de dosis anuales.
¿Cómo está distribuida geográficamente la capacidad de producción de vacunas antigripales?
Actualmente, más de un 90% de la capacidad mundial se encuentra en Europa y América del Norte. Sin embargo, en los últimos cinco años otras regiones han empezado a adquirir la tecnología necesaria para producir vacunas contra la gripe. Seis fabricantes de países en desarrollo han llegado ya a ese punto, con apoyo técnico y financiero de la OMS.
¿En qué condiciones hay que conservar la vacuna contra la gripe por A(H1N1)?
La vacuna debe conservarse en un lugar refrigerado, entre 2ºC y 8ºC.
Hasta la fecha no ha sido posible desarrollar vacunas contra agentes tan mortíferos como el VIH o enfermedades como el paludismo. ¿Podemos estar seguros de que no habrá obstáculos científicos o de otro tipo para el desarrollo de una vacuna eficaz contra la gripe por A(H1N1)?
El desarrollo de vacunas antigripales no suele plantear problemas. Este tipo de vacunas están siendo administradas a la población desde hace muchos años, y han demostrado ser inmunogénicas y eficaces. Todos los años se producen vacunas estacionales de composición diversa para las temporadas de gripe en ambos hemisferios. Los fabricantes utilizarán tecnologías diferentes para desarrollar sus vacunas. Se beneficiarán sobre todo de las nuevas metodologías desarrolladas en los últimos años para las vacunas contra el virus H5N1 de la gripe aviar. Un elemento clave que aún desconocemos es la productividad del virus en las instalaciones, ya que algunas cepas se cultivan más fácilmente que otras y no sabemos todavía cómo se comportará la nueva cepa de la gripe por A(H1N1) en los sistemas de los fabricantes. Se están desarrollando nuevas tecnologías recombinantes, pero no han sido todavía aprobadas para su uso práctico.
¿Serán eficaces las vacunas contra la gripe por A(H1N1) para todos los grupos de población?
No hay datos al respecto pero, por lo que sabemos hasta ahora, no hay ninguna razón para esperar lo contrario.
¿Será inocua la vacuna contra la gripe por A(H1N1)?
Las vacunas patentadas presentan unos niveles de seguridad muy elevados. Se tomarán todas las precauciones posibles para que las vacunas contra la nueva gripe por A(H1N1) sean inocuas.
¿Podremos evitar las complicaciones derivadas de la vacuna contra la gripe porcina (síndrome de Guillain-Barré) que aparecieron en 1976 en Estados Unidos de América?
El síndrome de Guillain-Barré es un trastorno agudo del sistema nervioso. Se ha observado a raíz de diversos tipos de infección, entre ellos la gripe. Ciertos estudios parecen indicar que las vacunas contra la gripe estacional estarían asociadas a un mayor riesgo de contraer el síndrome de Guillain-Barré, cifrado en uno o dos casos por millón de personas vacunadas. Durante la campaña de vacunación contra la gripe de 1976, este riesgo aumentó hasta 10 casos por millón, y la vacuna fue retirada.
La fabricación de las vacunas antipandémicas se atendrá a unas normas establecidas. Sin embargo, se trata de productos nuevos, por lo que siempre habrá un riesgo de que ocasionen reacciones ligeramente diferentes en las personas. Es esencial observar e investigar muy de cerca la evolución de todos los eventos adversos graves que se producen a raíz de la administración de una vacuna. Los sistemas de vigilancia de la seguridad son parte integrante de las estrategias adoptadas para la obtención de nuevas vacunas contra la gripe pandémica. El control de la calidad en los procesos de producción ha mejorado sustancialmente desde los años 70.
¿Será posible administrar la nueva vacuna contra la gripe por A(H1N1) simultáneamente a otras?
La vacuna contra la gripe, que contiene un virus inactivado, puede administrarse al mismo tiempo que otras vacunas inyectables, pero las inyecciones deberán practicarse en puntos diferentes.
Si el virus origina una pandemia leve en los meses cálidos pero cobra mayor virulencia de aquí a, digamos, seis meses, seguirán siendo eficaces las vacunas que se están fabricando ahora?
Es demasiado pronto para predecir los cambios que puede experimentar el virus gripal A(H1N1) mientras circula entre personas, o hasta qué punto una mutación diferenciará a un virus de su forma actual. La evolución del virus gripal A(H1N1) está siendo observada muy atentamente. Esta cuidadosa labor de seguimiento permitirá dar una respuesta rápida si se llegan a detectar cambios importantes en el virus.
¿A quiénes será prioritario vacunar en caso de pandemia?
Esta decisión compete a las autoridades nacionales. A efectos orientativos, la OMS seguirá de cerca la evolución de la pandemia en tiempo real y hará públicas sus conclusiones. A medida que se disponga de información, se verá más claramente si es posible definir grupos de alto riesgo y proponer su vacunación, aprovechando así al máximo las existencias si éstas fueran limitadas.
¿Es viable inmunizar a un gran número de personas frente a un virus pandémico en los países en desarrollo?
Los países en desarrollo tienen una experiencia considerable, tanto estratégica como práctica, en la administración de vacunas mediante campañas de gran escala. El problema en estos casos no sería la viabilidad, sino la posibilidad de obtener a tiempo cantidades adecuadas de la vacuna.
¿Cuál es el número estimado de dosis de vacuna estacional administradas anualmente en todo el mundo?
La demanda actual es inferior a 500 millones de dosis al año.
¿Seguirá siendo posible vacunarse contra la gripe estacional?
En este momento no se ha formulado ninguna recomendación para interrumpir la producción de la vacuna contra la gripe estacional.
1 National Institute for Biological Standards and Control (Reino Unido), Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la Administración de Alimentos y Medicamentos (Estados Unidos), New York Medical College (Estados Unidos), Victorian Infectious Diseases Research Laboratory (Australia)
El uso de medicamentos antivirales contra la gripe por A (H1N1)
5 de mayo de 2009
¿Con qué fines pueden usarse los antivirales contra la gripe por A (H1N1)?
A la fecha, la mayoría de las personas que se han infectado con el nuevo virus A (H1N1) han presentado síntomas gripales (es decir, dolor de garganta, tos, rinorrea, fiebre, malestar general, dolor de cabeza y dolores articulares y musculares) y se han recuperado sin haber recibido tratamiento con antivirales.
Los antivirales pueden aminorar los síntomas y acortar la duración de la enfermedad, precisamente los efectos que tienen contra la gripe estacional. También pueden contribuir a evitar una afección grave y la muerte. El virus A (H1N1) es nuevo y, por lo tanto, es muy reducido el número de personas infectadas por él que han sido tratadas con antivirales. La OMS mantiene contacto con las autoridades de salud pública y médicos en los países afectados y está reuniendo información sobre la eficacia de estos medicamentos.
¿Cuáles antivirales surten efecto contra este virus?
Hay dos clases de antivirales contra la gripe: los inhibidores de la neuraminidasa como el oseltamivir y el zanamivir, y los adamantanos, como la amantadina y la rimantadina. En pruebas efectuadas con virus aislados de enfermos en México y los Estados Unidos se ha observado que el nuevo virus H1N1 es sensible a los inhibidores de la neuraminidasa, pero es resistente a la amantadina y la rimantadina.
¿Podría el virus hacerse resistente al oseltamivir y el zanamivir?
Es posible que el virus llegue a presentar resistencia a los antivirales usados contra la gripe. Por lo tanto, la OMS y sus asociados están vigilando la resistencia a los antivirales.
¿En qué circunstancias deberían administrarse los antivirales?
Los antivirales deben usarse según lo previsto en los planes nacionales de preparación para una eventual pandemia de gripe. En algunos países, las autoridades sanitarias han decidido tratar con antivirales a los pacientes probablemente aquejados por esta enfermedad como parte de las medidas de salud pública aplicadas.
Cuando se pueden usar antivirales para el tratamiento, los médicos deben basar la decisión en la valoración del riesgo de cada paciente. En cada caso debe establecerse también la relación riesgo-beneficio.
¿Debo tomar un antivírico por si acaso contraigo el nuevo virus?
No. Sólo debe tomar un antivírico como el oseltamivir o el zanamivir si así se lo recomienda el médico. No se deben comprar sin prescripción medicamentos para prevenir o tratar la nueva gripe, y hay que tener mucho cuidado al comprar antivíricos por Internet.
¿Qué está haciendo la OMS para facilitar los antivirales a los países en previsión de una pandemia?
La prioridad principal de la OMS es dotar de una reserva de emergencia a los países que carecen de antivirales o tienen muy pocos y, por añadidura, carecen de la capacidad de obtenerlos por sí mismos.
La OMS también está colaborando con los Estados Miembros, donantes y otros grupos que poseen reservas y están dispuestos a compartirlas con la Organización para que esta los distribuya a los países que los necesitan.
¿Qué medicamento se facilitará y de qué cantidad dispone la OMS?
A nivel mundial, la OMS tenía una reserva de aproximadamente 5 millones de tratamientos de oseltamivir para adultos. Una parte de esa reserva ya se ha distribuido por conducto de las oficinas regionales de la OMS, que se están ocupando de la asignación y la distribución. En este momento, la OMS está distribuyendo los 3 millones de dosis que le quedan entre los países en desarrollo más necesitados.
La OMS continúa evaluando las necesidades y colaborando con los fabricantes para conseguir más donaciones de antivirales. Los medicamentos se distribuirán en cuanto estas se reciban.
¿Es el riesgo de contagio mayor en algunas personas?
Es preciso realizar más estudios para determinar si hay algunas poblaciones (por ejemplo en jóvenes o personas mayores, o individuos con otro tipo de dolencias) con más riesgo de verse afectadas por el brote o de sufrir problemas graves. La OMS recomienda que todo el mundo tome precauciones para prevenir la propagación de la infección.
¿Hay alguna recomendación especial para las embarazadas?
Sí, son vulnerables. Como el resto de la gente, deben tomar todas las precauciones necesarias.

Inocuidad del cerdo
1 de mayo de 2009
¿Se puede comer carne y productos de cerdo?
Sí. No hay datos que demuestren que la gripe por A (H1N1) pueda transmitirse al hombre a través de la carne de cerdo u otros productos derivados de éste que se hayan manejado y preparado adecuadamente. El virus de la gripe porcina se destruye a temperaturas de 70 ºC, lo que corresponde a las condiciones generalmente recomendadas para cocinar la carne de cerdo y otras carnes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

SU COMENTARIO SERÁ MODERADO Y LUEGO PUBLICADO.
GRACIAS POR VISITAR EL BLOG.
SI BIEN NO EXIGIMOS IDENTIDAD PARA LOS COMENTARIOS, NO ESTARÍA MAL UN NOMBRE YA QUE LOS NUESTROS SON PÚBLICOS.